DESDE MESOAMÉRICA HASTA NUESTROS DÍAS: EL CHILLI (CHILE)

Niños-aspirando-humo-de-chiles.-Códice-Mendoza.

Chile ancho, serrano, pasilla, mulato, manzano, habanero, guajillo, chipotle, cascabel, árbol, morita, poblano… Los hallamos secos o frescos; en conserva, asados, fritos, hervidos, en polvo. Algunos se encuentran en las deliciosas salsas, otros en moles, unos destinados para adobos, para rellenarse, como condimento, para “botanear”, en los típicos y comerciales dulces… En fin, un sinnúmero e inexplicables estructuras, matices, sabores, aromas para cada gusto, para cada paladar. Pero ¿de dónde nació este mágico fruto?

El género Capsicum(1) abarca 26 especies; simplemente, 5 de ellas han sido manipuladas por el ser humano. Entonces, tenemos a Capsicum pubescenschinense, baccatumfrutescens y annuum. El chiltepín, poblano/ancho(2), de árbol, jalapeño/chipotle son algunas de las especies pertenecientes a Capsicum annuum.

Para profundizar lo mencionado con anterioridad, se expone una hipótesis acerca de su nacimiento. Se cree que en América del Sur, probablemente al sudeste de Brasil(3) o en la zona andina, haya ocurrido el “comienzo” . ¿Por qué? Porque la mayoría de variedades silvestres del mismo se hallan en el mencionado territorio. ¿Y cómo llegaron a México?  Los pájaros, cautivados por los tonos rojizos, los consumieron; finalmente, al viajar y viajar, arribaron al lugar mencionado y parte de su excremento, junto con las semillas, fue dispersado en el sitio. Sin embargo, nuestro pueblo lo ha adoptado tanto que lo llevamos en las entrañas y como referente internacional de nuestro país.

Como dato interesante, Anna Pidgeon, de la Universidad de Wisconsin-Madison,  establece lo siguiente: las aves cuentan con escasas papilas gustativas, trayendo como consecuencia su indiferencia al picante. Por ejemplo, las palomas tienen 37, los pollos 24 y una persona promedio alrededor de 10, 000. ¡Cuánta diferencia!

Continuando, ya desde antaño, el chile estaba más que presente. En la cueva Cocoxtlán(4), Tehuacán, Puebla, vestigios del fruto se descubrieron, y datan, más o menos, entre el 6900 al 5000 a.C.

Asimismo, en Monte Albán, Teotihuacan y Tula se han localizado algunos restos. Y tenemos un curioso ejemplo: en el Códice Boturini o Tira de la Peregrinación se relata que los aztecas después de tanto y tanto andar, cerca de un enorme ahuehuete(5), se prepararon para comer, no sin antes acomodar a su divinidad(6) en un reducido adoratorio. En aquel momento, sacaron su itacate(7) donde se encontraban unos molotitos de maíz y salsa en un molcajete. ¡La salsa siempre acompañándonos desde tiempos inmemorables!

Otro de sus principales propósitos: el castigo. A los niños que cometían alguna falta se les sancionaba con la humareda de chiles, especialmente secos, lanzados al fuego. ¿Se imaginan? El terrible picor en los ojos, nariz y garganta. No obstante, para ellos, la disciplina era un asunto primordial.

De esta manera, el pasado se conjuga con el mundo actual. El chile ya es parte de nuestro día a día; no podemos vivir sin él. Suena un poco exagerado, pero al consumir nuestros alimentos sin su mágica presencia, sentimos un vacío, como si algo faltara.

Lo antepuesto, conforme a los estudios realizados por Paul Rozin, se debe a la sensación de alivio que experimentamos cuando el peligro se ha ido, por tal razón, repetimos la acción una y otra vez. Nos encanta fusionar dolor y placer. ¡Somos masoquistas!

Es increíble, inexplicable como algo que casi siempre se percibe en nuestras mesas, como “estrella” o como acompañamiento, encierre tanta historia, tantos relatos. En cada mordida, revivimos tradiciones. Mezclamos con inmensa alegría el hoy y el místico ayer.

 


(1) Capsium: el término procede del griego y el significado es cápsula.

(2) Chile fresco/ seco.

(3) Sudeste de Brasil: Constituido por los Estados de São Paulo, Espírito Santo, Rio de Janeiro y Minas Gerais.

(4) Coxcatlán: Área de las personas que utilizan gargantillas o collares.

(5) Ahuehuete: Viejo del agua. Aquél fue un árbol muy apreciado por los mexicas. Por una parte, representa los 3 niveles: inframundo, cielo y tierra; por otra, para Nezahualcóyotl eran demasiado importantes y, en cierta ocasión, el tlatoani Moctezuma Ilhuicamina le pidió que plantara uno “en nombre” de la forestación que estaba tomando lugar en aquel espacio.

(6) Algunas conjeturas arrojan que su deidad, Huitzilopochtli, fue una especie de pequeña escultura en madera; otras, que eran los huesos del dios.

(7) Itacate: Alimentos que sobran o se reservan para posteriormente comerlos.

(8) Chicomecóatl o Chalchiuhcíhuatl: Siete Serpiente, deidad asociada con el maíz.

Referencias

Aguirre, E. & Muñoz, V. (2015). El chile como alimento. Recuperado de: http://www.revistaciencia.amc.edu.mx/images/revista/66_3/PDF/Chile.pdf

Berry, S. (2015). Paul Rozin reveals the link between pleasure and pain, and why some like it hot. Recuperado de: http://www.smh.com.au/lifestyle/diet-and-fitness/paul-rozin-reveals-the-link-between-pleasure-and-pain-and-why-some-like-it-hot-20150119-12t9oy.html

Biodiversidad Mexicana. (s.f.). Chile. Recuperado de: http://www.biodiversidad.gob.mx/usos/alimentacion/chile.html

Celedonia, M. (2011). Crecimiento y extracción de macronutrimentos del chile de agua (Capsicum annuum L.). Recuperado de: https://chapingo.mx/horticultura/pdf/tesis/TESISMCH2011061408126522.pdf

INAH. (2015). Breve pero picante historia del chile. Recuperado de: https://www.gob.mx/sagarpa/articulos/breve-pero-picante-historia-del-chile

INAH. (2017). Códice Boturini-Recorrido. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=7BUjBwfEuZ0

INAH. (2016). El Chile, inigualable sabor y tradición de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/sagarpa/articulos/el-chile-inigualable-sabor-y-tradicion-de-mexico?idiom=es

Long, J. (2011). Los senderos prehispánicos del capsicum. Recuperado de:  http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/publicadigital/libros/caminosymercados/cm006.pdf

López, G. (2003). Chilli: La especia del Nuevo Mundo. Recuperado de: http://www.ejournal.unam.mx/cns/no69/CNS06908.pdf

López, G. (2006). Deidades de la fertilidad agrícola en el panteón mexica. Recuperado de: http://www.iifilologicas.unam.mx/estmesoam/uploads/Vol%C3%BAmenes/Volumen%207/deidades_fertilidad_gabino_lopez.pdf

Martínez, V. (2009). Está en Puebla el antecedente más antiguo del chile. Recuperado de: http://ntrzacatecas.com/2009/10/22/esta-en-puebla-el-antecedente-mas-antiguo-del-chile/

Moreno, K. (2013). Chiles y salsas en México. Un sabor a identidad. Recuperado de: http://www.inah.gob.mx/es/reportajes/597-chiles-y-salsas-en-mexico-un-sabor-a-identidad

Mulato, A. (2016). ¿Por qué a los mexicanos nos gusta el picante? Recuperado de: https://verne.elpais.com/verne/2016/01/25/mexico/1453732578_791225.html

SRI. (s.f.) ¿Por qué a los pájaros no les afecta el chile? Recuperado de: http://www.xeouradio.com/2010/09/07/dato-curioso-por-qu-a-los-pjaros-no-les-afecta-el-chile/

Información: Mayra Guerrero (BUAP)

Comentarios