Guillermo Gómez-Peña toma por asalto el MAM con su ataque pocho, chicano y migrante

post_Guillermo_Gomez_Pena_MexicanINDocumentado_FSM_9194b

 

 

La exposición Mexican (lN)documentado reúne arte viviente, arte objeto, fotografía y performance realizado por el célebre creador underground

La exposición Mexican (IN)documentado, podrá ser visitada del 30 de noviembre al 22 de abril de 2018 en el Museo de Arte Moderno. Reforma y Gandhi, en la Ciudad de México.

La propuesta de un artista vivo y en diálogo con su época son dos de los elementos que definen la exposición de Guillermo Gómez-Peña, figura del mundo underground de los años noventa tanto en México como en los Estados Unidos.

Mexican (lN)documentado es el título de esta muestra conformada por 150 piezas, donde el artista hace gala de su talento para la instalación en vivo, la fotografía, el arte objeto y el video.

Migrante por convicción, Guillermo ha vivido en carne propia atropellados procesos de desarraigo y por ello, como una manera de torpedear las posturas intransigentes ha creado sus turbulentos alias como el Border Brujo, el Mad Mex y el Mexterminator.

Guillermo afirma que él es básicamente un artista nómada o un pollero intelectual, que sigue el mandato escrito en su ADN, y que sufre constantemente la indecisión para abarcar diversos territorios que van del performance a la fotografía.

Mi pasaporte para entrar al país en donde quisiera vivir, un país de tolerancia, es mi arte; por eso cada pieza en esta exposición es producto de un diálogo entre un cineasta, un performancero y un poeta, pero quisiera que el público disfrutara esta muestra sin el filtro de mis ideas.

Y agregó: “Este es arte viviente, arte agonizante y me gustaría que el público que visite esta muestra se encuentre al final de ella con mi propio féretro para entablar un diálogo”.

Durante el recorrido inaugural el público podrá apreciar piezas como la serie fotográfica Ciborg, la pieza de arte objeto El figurín de mi adorado Melquiades Herrera, la foto Escena bucólica para álbum de Nortec y la cronología titulada Los archivos vivientes.

Destacan también sus piezas con personajes vivientes, como la chica que toma el sol ataviada con un traje de cerveza norteamericana, come un algodón de azúcar y sostiene una ametralladora en su regazo; o el Mariachi zombie de Culiacán, quien con sombrero rojo y botas de duende es cubierto sólo con un calzón en forma de penca de maguey.

Otras piezas de la selección son El performance de la violencia cotidiana. Cráneo de niño asesinado por el narco y objetos varios de tortura utilizados por los cárteles mexicanos y la policía judicial; así como los muñecos de plástico personalizados pertenecientes a la serie Sobrevivientes de la globalización.

“Venimos a chicanizar nuevamente a la ciudad de México. Como artista he creado mi propio camino, un territorio entre el arte conceptual y la física cuántica, sin embargo, el arte puede ser un exorcismo cultural frente a los políticos corruptos y el narcotráfico”, agregó Guillermo Gómez-Peña.

 

Información: Secretaría de Cultura, Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos.

Comentarios