Si me cantas nunca muero

simecantas

Un día cambiaste de cuerpo
Te volviste tierra
Alimentaste un árbol
Renaciste en flor

Comí tus frutos
Aspiré tu aroma
Recordé tu voz

En mis pensamientos
conversamos largo

Sin saberlo, mi voz cantó
Llena de alegría
olvidó el dolor

Te abracé de nuevo
Me plantaste un beso
Finalmente amaneció

Al salir dijiste
“Si me cantas nunca muero”
Y no solo canto,
río, bailo y sueño
cada año en tu honor

-Con cariño a todos mis muertos que nunca se han ido, simplemente cambiaron de cuerpo y viven en mi corazón-

Comentarios