El Feminismo y las “masculinidades” en discusión en la IBERO Puebla

que_significa_ser_hombre

 

La Universidad Iberoamericana Puebla, a través del Área de Reflexión Universitaria (ARU), llevó a cabo el conversatorio Qué significa ser hombre en la universidad, masculinidades juveniles al debate, con el propósito de generar un espacio de diálogo entre jóvenes, así como para motivar procesos de reflexión sobre el rol que ocupan los varones en la realidad actual de violencia que viven las mujeres.

El moderador y organizador del evento fue el Mtro. Idelfonso Navarro Zayas SJ, quien al abrir este encuentro planteó una serie de preguntas entorno a lo que significa ser hombre dentro de una Institución Jesuita y cuál ha sido el papel de la IBERO Puebla en la construcción de un nuevo concepto de masculinidad al interior de la comunidad, a partir de la condición global prevaleciente de un sistema patriarcal dominante.

Por parte de los alumnos, el primero en tomar la palabra fue Ángel Francisco Limón Aguilera, estudiante de Arquitectura, quien señaló que ser hombre en la actualidad es importante, entendiendo esta importancia como una posibilidad de brindar a la mujer un espacio equitativo en todos los niveles.

Es errónea la idea que se ha tenido desde la prehistoria de atribuirle al hombre el papel de proveedor, estamos en la generación adecuada para romper con este paradigma.

Asimismo, Limón Aguilera recalcó que en México la mujer no está verdaderamente empoderada, “esto se debe a que no se ha desarrollado la idea colectiva de que la mujer es igual de importante que el hombre en la construcción social. El alumno concluyó su participación señalando que es justo en ese ámbito en donde la Universidad brinda la oportunidad de romper con estos prototipos.

Eduardo Luna Álvarez, estudiante de Ingeniería en Sistemas, destacó que no es suficiente generar reflexiones sino realizar acciones concretas, “y adoptando un compromiso individual relacionado con nuestro actuar en la vida cotidiana, hay que buscar replantear nuestras creencias para sumarnos a la lucha de las mujeres”.

Luna Álvarez, subrayó que la IBERO Puebla constantemente promueve que se debe ver al mundo como una dicotomía, “la Universidad nos presenta otras realidades, diversidades ideológicas y culturales de nuestro entorno, mientras nos formarnos bajo una ética que nos guía para el desarrollo de un bien mayor”.

“Debemos optar por hacer conciencia sobre nuestra construcción social basada en una ideología machista para así transformarla y detener la reproducción de conductas en contra de la mujer”: José Daniel.

Por su parte, José Daniel Arias Torres, estudiante de Relaciones Internacionales, comentó que las condiciones de machismo en la actualidad forman parte de un problema estructural y que nos invita a mirar al hombre y a la mujer no como extremos, sino como complementos.

A su vez, Luis Gerardo Ambrosio Arteaga, estudiante de Comunicación, añadió que el problema de la violencia contra la mujer tiene su origen en un conflicto de identidad del hombre, el cual tiende a discriminar lo desconocido.

Ambrosio Arteaga destacó que en nuestra sociedad, los roles de género establecidos están muy marcados, “si queremos ver un cambio, debemos transformar nuestras actitudes dentro de la familia, en nuestras relaciones personales y así cambiar el imaginario social”.

Del mismo modo, el futuro comunicólogo recalcó la importancia de empatizar con el otro, para con ello complementarnos a través de las diferencias. “Esto es algo que se ve reflejado en la Universidad, pues brinda oportunidades multidisciplinarias que impulsan las competencias de los alumnos, independientemente de su género”.

Finalmente, Edgar Reyes Aguilar, estudiante de Psicología, puntualizó que la violencia contra la mujer también es un problema relacionado con las minorías y que pueden ser medidas por sus postulados ideológicos o por su capacidad de movilidad:

La masculinidad se compone a partir de una negación básica de lo femenino, dando como resultado una minoría.

El estudiante de Psicología cerró su intervención subrayando la importancia de las palabras y el peso de los conceptos en la forma de estructurar a la sociedad, ante lo cual la Universidad cumple la labor de ofrecer un acercamiento a distintas realidades y formas de estructura social, “la IBERO nos da la oportunidad de proveer acciones y espacios que motiven la reflexión y la transformación del pensamiento”.

Información: IBERO

Comentarios