Cómo proteger a tus mascotas durante un sismo

0011560944

 

Por Isabel Pérez y Beatrix G. de Velasco, Ciencia UNAM, DGDC
Médicos veterinarios nos dan algunas recomendaciones

Los animales de compañía deben estar incluidos en un plan en caso de presentarse un fenómeno natural como los sismos. En principio, podemos disponer para ellos un lugar lejos de ventanas o de algún sitio que consideremos peligroso para ellos.

Luego del sismo del pasado 19 de septiembre, animales que se encontraban en zonas de riesgo resultaron con diversas lesiones. Desde el momento del desastre, la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, se avocó a organizar brigadas médicas de acuerdo a la especie involucrada, es decir, los animales fueron atendidos por especialistas en cada área: équidos, fauna silvestre, gatos, perros, rumiantes y aves.

De acuerdo con Alejandro Rodríguez Monterde, académico de dicha Facultad, cada hospital de los cuatro que tiene la entidad universitaria formó al menos cinco brigadas de tres médicos cada una. Burros, caballos, tortugas, perros, conejos y gatos fueron las especies atendidas con más frecuencia, así como algunas aves.

Cuando el animal presentó heridas de gravedad, la brigada acudió hasta su ubicación para ser atendido.

Apoyo veterinario

En un sismo los animales pueden presentar traumas, politraumas y problemas de tipo respiratorio y en algunos casos digestivos. El especialista señaló que en estas circunstancias se debe tener cuidado al tratar las lesiones de los animales, ya que suelen comportarse agresivamente; por ello todos los que participaron en las brigadas estaban capacitados para esta realizar adecuadamente esta tarea.

Los animales, opinó Rodríguez Monterde, son fundamentales para la vida social de cualquier país,  se vuelven prácticamente de la familia y están también las especies que nos son útiles para transportar objetos, es decir, los animales de carga que no por eso dejan de ser importantes.

De igual forma, se proporcionó atención a los perros rescatistas que al llevar a cabo su trabajo, sufren de heridas, fatiga y problemas respiratorios. Las brigadas colaboraron principalmente en la delegación Xochimilco, Miguel Hidalgo y Benito Juárez, también atendieron a algunos animales en elestado de Morelos. Por otro lado en la Facultad se estableció un centro de acopio de materiales de curación y medicamentos de uso veterinario que posteriormente se distribuyeron a los hospitales donde se necesitaban.

¿Qué pasa con los animales durante y después de un sismo?

  • Mascotas perdidas

Durante el sismo los animales se asustan y puede ser que salgan corriendo sin rumbo fijo y se pierdan. Si encuentras alguno, puedes ofrecerle hogar y comida temporalmente; después llevarlo a un asilo para mascotas perdidas o buscar en las listas de animales desaparecidos. También puedes difundirlo en redes sociales para que su dueño lo encuentre.

  • Caninos al rescate

Perros, gatos, aves y otras mascotas quedaron bajo los escombros al derrumbarse sus hogares; lo mejor de todo esto es que ¡los animales fueron salvados por animales! Perros adiestrados por humanos para buscar vida —binomios humano-perro—han sido pieza fundamental en el hallazgo de mascotas y por supuesto, de personas.

  • Sanando las heridas

Muchas de las mascotas rescatadas salieron ilesas, otras no tanto. El sismo que tiró sus casas también lastimó sus cuerpos. Fracturas, raspones, heridas y otras lesiones sufrieron los animales. Afortunadamente, entre las instituciones que más los ayudaron fue la FMVZ de la UNAM que formó brigadas de especialistas.

Información: Ciencia UNAM

Comentarios