Misa Coldplay une a estudiantes y levanta reclamos de Arquidiócesis poblana

 

La música electrónica del grupo británico Coldplay sonó en el campus de la Universidad Iberoamericana Puebla a la par de la celebración de la misa católica que realizaron los padres jesuitas. Dicha actividad se hizo  con el fin de unir la comunidad universitaria que vivió los sismos que destruyeron varias casas de poblanos y sintió los asesinatos de las compañeras de la BUAP y la UPAEP.

Con respecto a  esta actividad la Arquidiócesis de Puebla señala que ellos no organizan ni promueve el evento de la IBERO Puebla y se deslindan de las actividades llevadas a cabo por los religiosos jesuitas.

Sobre el tema la arquidiócesis agrega algunos aspectos de la celebración de la misa:

Se deben evitar que, bajo el pretexto de experimento, se hagan cosas que desdigan la santidad del lugar, la dignidad de la acción litúrgica y la piedad de los fieles.

Los textos destinados al canto sagrado deben estar de acuerdo con la doctrina católica, más aún, deben tomarse principalmente de la Sagrada Escritura y de las fuentes litúrgicas.

Con respecto al tema la Universidad Iberoamericana Puebla  informa que en breve hará pública su postura.

Por otro lado durante la misa los padres jesuitas señalaron en la homilía que la música del grupo británico Coldplay invita a la reflexión y a la unión con Dios. En el mismo evento se hizo mención del sufrimiento de las personas que perdieron sus casas por el sismo del 19 de septiembre y la unión de los alumnos y maestros que se comprometieron con la ayuda a los más damnificados llevando víveres, prestando servicio profesional, ayudando a la reconstrucción de los pueblo, todo esto mostrado con la música de Coldplay de fondo.

Al final de la misa sonó Viva la vida mientras los sacerdotes se retiraban entre los feligreses que asistieron y eran despedidos por la comunidad universitaria.

Por su parte uno de los organizadores de la misa, Jorge Ortega Pérez, comenta que se planeó la actividad para acercar a los jóvenes en el “día de la Comunidad”.

Dios está en todas partes, en el amor y en la música. Los jesuitas me enseñaron a encontrar a Dios en el mundo y sé que los demás encuentran a dios en la música.

Otros alumnos de la  institución académica que también participaron en la misa señalaron que una actividad como esa hace que por primera vez se sientan orgullosos de ser universitarios.

Comentarios