Kazuo Ishiguro, premio Nobel de Literatura 2017

Kazuo Ishiguro

Kazuo Ishiguro ha sido galardonada con el premio Nobel de Literaturade 2017 por sus “novelas de gran fuerza emocional”, según destacó la Academia sueca. El escritor británico de origen japonés toma el relevo de Bob Dylan, que obtuvo el galardón en 2016 con cierta polémica.

Pálida luz en las colinas , Los inconsolables o Nunca me abandones son algunas de sus ocho obras principales, traducidas a 28 idiomas y entre las que destaca su gran éxito, Los restos del día. Ishiguro, que empezó como guionista televisivo, también escribe y compone música -estudió piano durante su niñez- como demuestra en su Nocturnos, publicado en 2010.

Ishiguro nació en Japón y se trasladó a Londres con 5 años

La academia sueca eligió al escritor londinense por descubrir en su obra “el abismo más allá de nuestro ilusorio sentimiento de conexión con el mundo”, según aseguró una portavoz. El Nobel de Literatura concede al ganador un premio de 9 millones de coronas (unos 945.000 euros).

Su obra Lo que queda del día (Remains of the day), con la que ganó el prestigioso Booker Prize en 1988, fue trasladada al cine en 1993, en una película que protagonizó Anthony Hopkins en 1993. Los temas más recurrentes en sus libros, según la Academia, son la memoria, el tiempo y el autoengaño.

Kazuo Ishiguro, que nació en 1954 en Nagasaki, también ha tocado temas como la ciencia ficción (Nunca me abandones, 2005) y su último trabajo es The buried giant (El gigante enterrado, 2015), donde explora “cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad”.

Con cinco años, en 1960 se trasladó junto a su familia hasta Londres, donde su padre trabajó como oceanógrafo. Estudió Filología Inglesa y Filosofía en la Universidad de Kent y en 1982 publicó su primera novela, A Pale View of Hills (Pálida luz en las colinas).

Su obra descubre el abismo más allá de nuestro ilusorio sentimiento de conexión con el mundo”

ACADEMIA SUECA

El reconocimiento a Ishiguro supone el regreso a una interpretación más tradicional de la literatura después de la polémica generada al otorgar el galardón al cantautor Bob Dylan en 2016. Entonces, además, se mantuvo la incertidumbre hasta el último momento porque nadie sabía con seguridad si Dylan recogería tanto el galardón como la compensación económica, cosa que hizo de una manera particular.

El estadounidense envió un discurso de agradecimiento a la Academia, que ésta colgó en su web, lo que le permitió cobrar el premio a tan solo cinco días de la fecha límite establecida. El músico y poeta no acudió a la ceremonia de entrega del galardón celebrada el pasado mes de diciembre y en su lugar asistió la artista Patti Smith. Posteriormente, en abril, Dylan asistió a una ceremonia privada en Estocolmo donde recibió, con casi cuatro meses de retraso, el premio más importante de literatura.

 

(La Vanguardia)

Comentarios