Sobre los resultados electorales en el Estado de México

collage redaccion


Después de los resultados de ayer en el Estado de México es inevitable recordar en cuento corto, muy corto, de Augusto Monterroso “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

Estos hechos,  también me hicieron recordar a los pleitos de juventud en los que, cuando alguien decía “te voy a partir la madre”, la respuesta casi inmediata era “no le vas a pegar a un manco”. Esto lo tenía en mente desde antes de conocer los resultados oficiales del día de ayer que dan el triunfo a Alfredo del Mazo, candidato del PRI.

Era de esperarse que el PRI hiciera todo lo necesario para mantenerse en el poder, aunque con ello hicieran evidente la falta de acciones del árbitro electoral, el INE, el cual no hizo nada ante hechos tan contundentes como lo de la llamada “tarjeta rosa” -que les permitió comprar votos fiados- y  los señalamientos de la compra de votos, acarreos, intimidación y la generación de un ambiente de violencia para inhibir la participación ciudadana en el día de las elecciones. Sin duda, todo esto era de esperarse, sin embargo,  los sucesos que en realidad hicieron perder a MORENA la posibilidad de lograr un  triunfo de manera inobjetable fue el PRD.

Soberbio, López Obrador minimizó la participación de este partido, mientras que en otros partidos o en alguna oficina gubernamental, otros seguramente encontraron en Juan Zepeda, el escudo electoral que les hacía falta. Sumemos a esto, el voto pragmático en el corredor azul panista, que al ver las nulas posibilidades de su candidata optaron por votar a favor del PRI para detener a MORENA.

MORENA le apostó a la presencia de militantes de otros estados el día de las elecciones para “operar” a su favor en municipios del oriente de la zona conurbada con la ciudad de México, sitios en los que no es bien vista la presencia de personas que no son de la comunidad y sobre todo que tratan de influir en los resultados electorales. Con esto los expusieron innecesariamente, y su trabajo se puede medir con los resultados que ya conocemos.

Tendrán que medir también el efecto en el electorado, de la incorporación de personajes con antecedentes negativos de otros partidos. No todos aceptan que “el fin justifica los medios”

Mucho tendrán que valorar en MORENA, porque de mantenerse los números hasta próximo miércoles, que es cuando se hacen legales los resultados de la elección, será el gran perdedor, porque tenían todo para ganar y repitieron los mismos errores que en las otras elecciones en las que AMLO ha sido candidato y que se pueden concentrar en una acción: soberbia.

 

Comentarios