¿Por qué me regalan maquillaje?

 

adb838420a

El 8 de marzo fue proclamado como el Día Internacional de la Mujer por la Organización de Naciones Unidas en 1977.  La  conmemoración de este día surge partir de las manifestaciones de mujeres que, especialmente en el continente europeo, reclamaban el derecho al voto a principios del siglo XX, así como mejores condiciones de trabajo y la equidad entre hombres y mujeres.

Hoy es el día en que las mujeres son felicitadas por ser mujeres, principalmente en las instituciones gubernamentales las trabajadoras reciben los buenos deseos por parte de los altos mandos, sin embargo parece ser que se ha olvidado cuál es el propósito de la conmemoración de este día.

La mayor parte de la población ignora o no pone atención a lo verdaderamente importante de este día, pues es más que regalar rosas y repartir felicitaciones. Sería bueno que, principalmente nuestros gobernantes, nos preocupemos por dar a conocer el porqué de la conmemoración de este día, explicar a hombres y mujeres de la importancia de luchar por la equidad de género y de acabar con la violencia en contra de las mujeres (pero también la que viven los hombres), que en muchas ocasiones, y se ha visto últimamente en Puebla, ha terminado en asesinatos. En nuestro Estado al menos 18 mujeres han sido asesinadas en lo que van del año.

Por otra parte, en una experiencia personal como trabajadora quiero expresar mi descontento y decepción ante la poca seriedad que se le da a este día, cuya importancia se reduce a recibir una rosa, y en mi caso, a recibir un obsequio que es causa de reflexión y molestia. Hoy me regalaron un juego de brochas para maquillaje como motivo del Día de la Mujer, mi reacción fue de risa y molestia, pues no puedo evitar preguntarme ¿por qué me regalan esto? ¿Acaso el día de la mujer es para recordarnos que maquillarnos nos da la dignidad necesaria para poder tener derechos y un buen estatus en la sociedad, para acceder a un buen salario o poder estudiar una carrera? Además de que, dicho sea de paso, el único maquillaje que uso es rimel y brillo labial, por lo que no le vi utilidad al obsequio, al menos que las use para tratar de incursionar en la pintura y tratar de hacer hermosos cuadros de paisajes y desnudos, como me sugirió una amiga.

Este regalo, la brochas para maquillaje, se suma a una cosmetiquera, un espejo, y un mini kit que contiene cortaúñas, pinzas para depilar y lima de uñas que fueron obsequios en años anteriores, los cuales si bien son útiles no dejan de hacerme pensar que lograr que las mujeres seamos vistas como seres capaces de pensar, trabajar y vivir sin sentirnos obligadas a cumplir con las reglas de moda es algo imposible de lograr.

Estos regalos sexistas, más que valorar la lucha de las mujeres por hacer valer sus derechos, ayudan a seguir encasillándonos como seres banales, pero no se mal entienda, no digo que las mujeres que se maquillan y visten a la moda no sean inteligentes, luchonas y exitosas, al contrario muchas han demostrado sus capacidades, sin embargo, al menos para mí, sería más importante recibir otro tipo de obsequios, aunque en realidad no veo el motivo de dar regalos este día. Lo importante sería recibir información sobre la situación de las mujeres en nuestra ciudad, nuestro Estado, nuestro País, y saber qué se está haciendo para ayudar y apoyar a la población femenina que se encuentra vulnerable.

Bien se puede filosofar y aderezar la cena. Sor Juana Inés de la Cruz

Los estereotipos de género siempre han existido y van a existir, hombres y mujeres somos diferentes, pero ambos somos seres humanos y debemos tener los mismos derechos, los cuales deben ser respetados. Así que por favor, cuando feliciten a una mujer por la conmemoración de este día, también hablen de lo que significa y la importancia que se supone debe tener.

Y como creo importante conocer sobre este día, aquí un poco de información al respecto:

A pesar de que la fecha en que se conmemora el Día de la Mujer es el 8 de marzo, de acuerdo con la UNESCO ninguno de los  primeros años en que se comenzó la lucha por la emancipación de las mujeres coincide con esta fecha.

De acuerdo con información de la UNESCO a continuación se enlistan algunos de los acontecimientos más importantes de la lucha de las mujeres que llevaron a declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer:

1910: En Copenhague (Dinamarca), cientos de participantes reunidas en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas (la primera había tenido lugar en 1907) deciden organizar anualmente una jornada de la mujer teniendo por mira reforzar su lucha por obtener el sufragio femenino universal.

1911: Se celebra el Día Internacional de la Mujer en numerosos países europeos y en Estados Unidos. La fecha fue el 19 de marzo en conmemoración de la Revolución de 1848 y de la Comuna de París.

1913: Las mujeres rusas celebran su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero, organizando mitines clandestinos.

1915: En medio de los estragos de la Primera Guerra Mundial, tiene lugar en La Haya (Países Bajos) una gran reunión de mujeres el 15 de abril. Participan más de 1.300 mujeres provenientes de 12 países.

1917: Las trabajadoras salen a la calle y proclaman una huelga general que anuncia la Revolución Rusa. La fecha fue el 23 de febrero.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el 8 de marzo comenzó a celebrarse en muchos países incluso antes de ser reconocido por la ONU como Día Internacional de la Mujer.

El  último domingo de febrero, el 19 de marzo, el 15 de abril, el 23 de febrero, todas estas son fechas clave del Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, la elección del 8 de marzo se explica por la utilización de los calendarios de Julio César y Gregorio XIII, pues sucede que antes de la Revolución, Rusia no había adoptado todavía el calendario gregoriano. Utilizado en la actualidad en la mayoría de países, el Papa Gregorio XIII lo introdujo en 1582 para paliar los errores del calendario juliano, que debe su nombre al emperador romano que lo había elegido 46 años antes del nacimiento de Jesucristo. En 1917, el 23 de febrero en Rusia correspondió al 8 de marzo de los otros países europeos.

Comentarios